La Policía Local de Boadilla del Monte ha iniciado una campaña especial de control de la utilización de las ochenta bicicletas eléctricas integradas en el servicio de préstamo para uso público con el fin de evitar actos vandálicos o utilización incorrecta de las mismas. El servicio, que comenzó a funcionar a finales del mes de junio, cuenta a día de hoy con casi 600 usuarios.

MULTAS DE HASTA 3.000 EUROS

La Policía Local de Boadilla ya ha incoado varios expedientes sancionadores; la ordenanza municipal prevé multas que, según la gravedad del hecho, pueden alcanzar los 3.000 euros. Está expresamente prohibida, por ejemplo, la retirada de la bicicleta por la fuerza, la cesión de las tarjetas que se compran para acceder al servicio, la utilización de la bici por más de una persona a la vez o sin la identificación pertinente, el uso por parte de menores de 16 años, la circulación por las aceras o el abandono de la bicicleta fuera de las estaciones habilitadas al efecto.

El Ayuntamiento pide a los usuarios civismo y respeto a las normas de seguridad vial tales como no exceder los límites de velocidad y circular siempre por la calzada o el carril bici. En la página web del Ayuntamiento se puede consultar la ordenanza de uso de las bicicletas para hacerlo de forma correcta.