La Dirección General de Emergencias de la Comunidad de Madrid, responsable de prevenir y atacar los incendios forestales,  ha colocado 15 carteles informativos en las principales entradas al monte para advertir a los dueños de perros de la obligatoriedad de que  sus mascotas estén controladas cuando accedan al mismo.

La finalidad es  que su presencia no perturbe  al rebaño de ovejas que está realizando tareas de desbroce natural en las fajas perimetrales, iniciativa que el Ayuntamiento de Boadilla realiza desde hace varios años con el fin de prevenir los incendios en el monte.

La presencia de perros sueltos en las zonas en las que se encuentra dicho rebaño perjudica al pastoreo y por tanto a esas labores de prevención que las ovejas realizan. El rebaño, compuesto por 600 cabezas, llego a la finca de La Milagrosa en pasado mes de diciembre y permanecerá hasta el verano desbrozando zonas del monte público que previamente han sido limpiadas, un método tradicional para mantener limpio el monte y ayudar a evitar el fuego.