El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha asegurado que las prestaciones que sociales que ha pedido el PSOE en las enmiendas presentadas a los Presupuestos para 2018 “ya existen en el Ayuntamiento”.

Los socialistas pidieron, entre otras cuestiones, que los presupuestos incluyeran una partida de ayuda social al pago de IBI, y los suministros de agua y luz.

Desde el PP, se ha explicado que la ordenanza municipal que regula la concesión de ayudas económicas para situaciones de especial necesidad y emergencia social “ya contempla desde 2009” ayudas para estos conceptos y “otras muchas prestaciones”.

Así, han detallado que las personas en situación de vulnerabilidad pueden beneficiarse de un descuento de 250 euros en su recibo de IBI, además de un calendario de pagos fraccionado “adecuado a sus necesidades”.

En lo relativo a los suministros en el hogar, han indicado que la ordenanza prevé una ayuda mensual para pago de luz, agua y gas en la vivienda habitual de hasta un 40 por ciento del IPREM (537,84 euros), lo que equivaldría a una ayuda de 215 euros al mes por hogar.

“Las personas en situación de vulnerabilidad se benefician de las tarifas especiales del “bono social aprobado en 2013 por el el Gobierno del Partido Popular, fijando bonificaciones en las tarifas eléctricas que van desde el 20 por ciento hasta la gratuidad, en función de los ingresos familiares”, han subrayado.

En este sentido, han puntualizado que en el Pleno Municipal de septiembre el Ejecutivo aprobó de forma provisional una modificación de la ordenanza que amplía la base de beneficiarios de estas ayudas y que presta mayor cobertura a los colectivos “más vulnerables” como mayores, personas con discapacidad o familias numerosas, además de poner en marcha una nueva ayuda de 250 euros mensuales para mujeres embarazadas menores de 26 años.

En cuanto a la petición de los socialistas para mejorar las condiciones de habitabilidad de la vivienda habitual y reparaciones necesarias en las viviendas de personas con problemas de autonomía funcional, han indicado que la ordenanza de Emergencia Social también “contempla” este aspecto.

Los Populares han avanzado que el Ejecutivo local está acometiendo un plan integral de rehabilitación del casco urbano como ya ha avanzado en “varias ocasiones”, en las que animaban a los vecinos a ofrecer sus propuestas.

“Las familias más desfavorecidas de Boadilla cuentan también, como parte de esta misma ordenanza, con ayudas en el pago del Abono Transporte Joven, que por otro lado tiene un precio único para todos los jóvenes de la Comunidad de Madrid de tan sólo 20 euros, una iniciativa a la que se suma la subvención del 40 por ciento del Abono Transporte a los mayores de Boadilla que realiza el Consistorio”, han asegurado.

Sobre la sugerencia de que se aumenten los fondos destinados a los programas de Igualdad, Atención y Prevención de la Violencia de Género, han hecho alusión a que el Gobierno “ha anunciado esta misma semana”, como parte del pacto de Estado contra la Violencia de Género aprobado en el Congreso en septiembre, la asignación de un fondo de 2,7 millones de euros destinado a las Comunidades Autónomas para la asistencia a a las víctimas. Del total 700.000 euros se destinarán a la atención especializada a menores expuestos a la misma.

Por otra parte, han señalado que la dotación de fondos de las dos bibliotecas públicas de Boadilla también ha sido una “preocupación constante” del Ejecutivo local y que “así lo prueba” la existencia de 50.612 libros en las dos bibliotecas de Boadilla y las operaciones periódicas de adquisición de nuevos ejemplares, a las que se ha destinado un importe de 70.000 euros en 2016 y de 30.000 euros este año.

Respecto a la petición de que se mejoren las instalaciones con las que cuentan los distintos cuerpos de seguridad de Boadilla, han recordado que el Equipo de Gobierno ha licitado este verano las obras de remodelación y mejora de las dependencias policiales por un importe de 250.000 euros, además de anunciar en los presupuestos del año pasado un proyecto para ubicar unas nuevas instalaciones para las fuerzas de seguridad y los servicios de emergencias.

“Lo que falta en Boadilla no son ni recursos ni prestaciones sociales, lo que falta es conocimiento por parte de la oposición, a quien animamos a consultar la información que constantemente se ofrece tanto en los plenos como en la web municipal”, ha concluido el PP de la localidad.