Un total de 81.600 metros cuadrados de superficie y 600.000 euros de inversión son los datos de la Operación Asfalto de este año que pondrá en marcha el Ayuntamiento de Boadilla del Monte este lunes con un plazo previsto de ejecución de seis semanas.

Además del asfaltado, se realizará el repintado y reorganización de reductores de velocidad; aquellos que sean de plástico van a ser sustituidos por los ordinarios de obra con el fin de reducir el impacto en los vehículos.

El nuevo asfalto “contribuirá a reducir los ruidos provocados por el paso de los coches y aumentará la seguridad vial”, concluye el Ayuntamiento de Boadilla.

CALLES

Las calles que se asfaltarán o en las que se introducirán mejoras se ubican en varias de las urbanizaciones “históricas”.

En concreto, son las zonas de Bonanza, Valdecabañas, Las Lomas, Parque Boadilla y Olivar de Mirabal. También entrarán calles como Isabel de Farnesio, Ana de Austria o Isabel de Portugal, en los sectores, y en el casco histórico destaca la calle Alberca, que soporta una “gran afluencia diaria de vehículos”.