La ampliación a tres carriles de la M-50 a su paso por Boadilla del Monte se encuentra a la espera de licitación por parte del Ministerio de Fomento una vez finalizado el proyecto.

La concesionaria Accesos de Madrid C.E.S.A. ha elaborado ya el proyecto para acometer la ampliación a tres carriles de la M-50 a su paso por Boadilla, concretamente en el tramo de los túneles sentido norte, desde los puntos kilométricos 72,800 y 75,00, un punto de la carretera donde los atascos se suceden a diario en horas punta.

El pasado mes de febrero el Ministerio de Fomento comunicó al Ayuntamiento de Boadilla que estaba en marcha el proyecto, en respuesta a la petición en este sentido realizada por el alcalde, Antonio González Terol. Posteriormente, el pasado mes de mayo fue trasladado de forma verbal por parte de responsables tanto de Accesos de Madrid como del Ministerio de Fomento que dicho proyecto ya había finalizado.

De este modo, el Alcalde ha asegurado que, una vez realizado el proyecto, ahora solo quedaría por parte del Ministerio licitar la obra para que se ejecute, algo que espera se realice “cuanto antes, ya que son muchos los vecinos que utilizan la M-50 para tomar, más adelante, la M-50”.

Por otro lado, el Ministerio de Fomento está estudiando la inclusión de Boeadilla en el Plan de Cercanías de Renfe, decisión que dejó condicionada a los resultados de una Encuesta que se está realizando desde la Comunidad de Madrid.

Por su parte, la Consejería de Transportes ya está licitando un estudio sobre cómo aumentar la capacidad de absorción de tráfico en la conexión de la M-513 con la M-40 con el fin de aliviar los atascos que se originan en la hora punta de la mañana en la salida de Boadilla dirección Pozuelo, en cuyo término municipal se encuentra dicha conexión.