Ignacio Ruiz

Ignacio Ruiz es un chico, joven emprendedor, natural de Boadilla, que forma parte del departamento de emprendedores que organiza con su empresa este viernes la Liga Nacional de Ciencias en la Universidad Carlos III y que ha conseguido que apoyen empresas como Action Cams National Geographic.

Ignacio Ruiz, graduado en Ingeniería Industrial bilingüe por la Universidad Carlos III de Madrid, es el artífice de la competición Liga STEM, en la que en su tercera edición han participado ya más de 2.000 estudiantes de secundaria y bachillerato.

LA LIGA STEM

La idea surgió como una ayuda a los profesores de asignaturas STEM (término acuñado por la National Science Foundation en los años 90: Science, Technology, Engineering y Mathematics) a través de ROCTAR que ofrece de forma completamente gratuita una plataforma educativa que guía a los estudiantes por las fases de un proyecto siguiendo el método científico. «Así conocerán de primera mano en qué consiste el trabajo de los investigadores y se fomentarán las vocaciones científico-técnicas», señala Ignacio.

Liga STEM nace bajo el marco de la plataforma ROCTAR. «La idea es muy sencilla, no se trata de enseñar sino de aprender», nos explica Ignacio. El proyecto nacido hace 4 años y con más de 100.000 € invertidos, se ha materializado en la creación de diversos kits interactivos de aprendizaje sobre biología, geología, microscopía, química y electricidad, con una metodología basada en el aprendizaje activo y el descubrimiento.

¿Cómo aprendes a nadar? ¿Y a conducir? ¿Y a cocinar? Son preguntas que responde Ignacio para explicar más sobre el método científico: «Si te explican la técnica para nadar, pero no te metes en el agua, espero que no te caigas a una piscina o de un barco. Cuando aprendes a conducir, el profesor de autoescuela se sienta a tu lado y va corrigiéndote, hasta que apruebas el examen y sales solito a conducir. Yo, de pequeño, veía cocinar a mis padres y no sabía hacer ni una tortilla hasta que me puse a hacerlo por mí mismo. ¿Por qué debería ser diferente con la ciencia?».

«Los conocimientos científicos descubiertos por Newton, Tales de Mileto, Marie Curie o Galileo, por mencionar algunos, se obtuvieron experimentando. Dado que a nadar, conducir y cocinar se aprende haciéndolo, la Ciencia debería aprenderse experimentando», argumenta el joven emprendedor.

Ignacio-Ruiz

UNA EDICIÓN ABIERTA AL PÚBLICO

La final de la tercera edición estará abierta al público y se celebrará el próximo 21 de junio en la Carlos III. Todo el equipo del proyecto ganador será premiado con cámaras deportivas National Geographic y otros premios valorados en más de 6.000€.

Los alumnos finalistas expondrán sus proyectos al resto de los equipos, familiares, amigos y curiosos. «Para muchos estudiantes es su primer contacto con una universidad y la oportunidad de una presentación pública y abierta de sus trabajos.  A través de esta liga científica, se trata de despertar inquietudes entre los jóvenes que pronto decidirán el grado universitario que desean estudiar e incentivar la elección de carreras científico-técnicas», añade Ignacio.

Ignacio Ruiz estudió Ingeniería Industrial en Electrónica en la Universidad Carlos III y fue becado en un Máster de Empresariales en la escuela de negocios ESCP Europe.

Actualmente pone todos sus esfuerzos en ROCTAR, pequeña start-up dedicada a la elaboración de kits interactivos de aprendizaje sobre biología, geología, microscopía, química y electricidad con una metodología basada en el aprendizaje activo y el descubrimiento.