La Guardia Civil detuvo ayer por la tarde al hijo del hombre de 65 años que fue hallado muerto con diversas puñaladas y un golpe en la cabeza en el interior de su coche en Boadilla del Monte.

El detenido que responde a las siglas de V.V.F., de 38 años, reside Robledo de Chavela, en la Comunidad de Madrid. Las diligencias del crimen aún siguen abiertas según fuentes de la Guardia Civil. A lo largo del día de hoy se tomará declaración al detenido y se realizará la autopsia del fallecido. Por el momento, los agentes no han hallado el arma con la que se cometió el crimen tras haber registrado diferentes puntos.

El detenido está acusado de homicidio y, de momento, se desconocen los motivos que le habrían llevado a cometer el crimen. Fuentes de la investigación apuntan que el detenido tenía problemas económicos y alguna deuda. El móvil podría ser económico con motivo del traspaso de la administración de lotería que regentaba el padre. 

El cuerpo sin vida de este hombre, que tenía una administración de lotería en Boadilla, fue hallado ayer en el interior de un coche y presentaba varias heridas de arma blanca, diversos hematomas y una contusión en la cabeza.

Los efectivos del SUMMA que se desplazaron a la zona solo pudieron confirmar el fallecimiento, dado que el varón llevaba varias horas fallecido y no fue posible ninguna maniobra de reanimación cardiopulmonar.

Fuentes de la Guardia Civil informaron de que su mujer había presentado en la noche del lunes en la comisaría de Policía Nacional del barrio de Ventas, en el distrito de Ciudad Lineal, una denuncia sobre su desaparición.

El primer aviso al 112 se produjo a las 12.51 horas cuando se alertaba de que en el interior de un vehículo ubicado en la calle Cazorla de Boadilla había un cuerpo. Rápidamente se desplazaron dos unidades del SUMMA al lugar, aparte de una dotación de Protección Civil de Boadilla, que comprobaron que el hombre estaba muerto con heridas de arma blanca, diversos hematomas y con la mencionada contusión de la cabeza.