Ayer se celebró el decimoquinto aniversario de los atentados del 11 de marzo en Madrid y la conmemoración del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo. El Ayuntamiento de Boadilla convocó un minuto de silencio en el que participaron la corporación municipal, trabajadores del Ayuntamiento, miembros de la Guardia Civil y la Policía Local y vecinos de la localidad.

El alcalde de Boadilla, Antonio González Terol, recordó a las 192 personas asesinadas y los más de 2.000 heridos del atentado del 11 de marzo de 2004. Así como a todas las víctimas de atentados anteriores -854 muertos por ETA aparte de secuestros y personas amenazadas- y de los posteriores en las Ramblas de Barcelona y Cambrils.

Además de recordar a las víctimas y a sus familias y de reclamar para ellas toda la dignidad y justicia que merecen, el Alcalde ha señalado la necesidad de rechazar cualquier tipo de violencia terrorista. Ha indicado la necesidad de estar alerta ante todas aquellas ideologías excluyentes que son el germen de los terroristas y  “reafirmar el compromiso de todos con la defensa de la democracia y la libertad como único camino hacía el desarrollo pleno de los derecho de las personas”.