La Junta de Seguridad Local de Boadilla del Monte ya ha preparado el dispositivo especial y plan operativo a desarrollar de cara a las fiestas patronales que se celebrarán entre los días 4 y 12 de octubre

Un total de 250 efectivos, entre Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil y vigilancia privada, conformarán un dispositivo especial de seguridad que se encargará de la vigilancia y control de todas las actividades, con especial incidencia en aquellas en las que se espera una mayor afluencia de público.

VIGILANCIA Y CONTROLES DE ALCOHOLEMIA PARA GARANTIZAR LA SEGURIDAD EN BOADILLA 

La vigilancia será mayor en el recinto ferial, especialmente en horario nocturno, con sistema de videovigilancia dentro y fuera de la carpa y patrullas con agentes de paisano. También habrá más control en los parques para evitar “botellones” y posibles  delitos contra el patrimonio o mobiliario urbano; en este sentido, se procederá al vallado del parque más cercano al recinto, el ubicado junto al McDonald’s.  

Los controles de alcoholemia también se incrementarán y se instalará un doble vallado en la parte trasera del recinto ferial. Además, se establecerán planes de evacuación especiales. 

El Ayuntamiento quiere trasladar a los vecinos la necesidad de respetar las normas de seguridad contempladas en todas las actividades de las fiestas, de manera especial en los encierros, en los que existe un mayor riesgo de incidencias.

Además, se recuerda la conveniencia de estar siempre atentos a los objetos personales, sobre todo en las zonas y actos en los que haya una mayor aglomeración de personas.