La Junta de Gobierno de Boadilla aprobó en su última reunión el proyecto para la construcción de una nueva rotonda en la M513 a la altura de Olivar de Mirabal que sustituya a la raqueta que hay actualmente, toda vez que se cuenta ya con la pertinente autorización de la Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid.

A la aprobación del proyecto seguirá la licitación de la obra que podrá previsiblemente comenzar en los próximos meses. La rotonda, que tendrá 60 metros de diámetro, permitirá mejorar el tráfico en el acceso a Boadilla desde Brunete así como a los nuevos desarrollos. Igualmente aumentará la seguridad en la zona con el consiguiente descenso de la siniestralidad.